iconotelefono (+34) 650 66 43 64
iconoweb info@consultorineftis.org
facebook
titulocabeza
botonmundotransductobotonactividadesbotonassesoramentbotonbioentornobotonlibrosvideos
Esquema de para y diamagnétismo
Con los materiales rocosos podemos modificar los flujos de capacitancia y permeabilidad magnética.
Redes telúricas entorno y meridianos.

Todas las sustancias sometidas a la acción de un campo magnético adquieren propiedades magnéticas y se orientan en dicho plano. Esto lo constatamos experimentalmente en el ámbar electrizado, por frotación, el cual atrae todos los objetos siempre y cuando estos sean de reducido tamaño. Igualmente constatamos en  la atracción de un imán, que este atrae solo los materiales de consistencia mayoritariamente ferrosa, es decir de hierro.

La diferencia entre ambos efectos no solo es cualitativa sino también cuantitativa. Ya que las corrientes eléctricas y las cargas en movimiento se comportan, en mayor o menor grado, como imanes produciendo campos magnéticos. La diferencia entre ambos comportamientos debemos buscarla en el spin de  los átomos en presencia, o lo que es lo mismo la capacidad de rotación del electrón entorno así mismo. Si la rotación sitúa los spines a la largo del eje mayor de simetría de forma paralela a las línea de fuerza del campo magnético nos hallamos en presencia del fenómeno paramagnético. Si por el contrario el eje mayor de simetría se sitúa perpendicular a la dirección del campo estamos antes un material de propiedades diamagnéticas. Todos los materiales, sin excepción, constitutivos de la corteza terrestre sufren este fenómeno en mayor o menor hallándose en conjunto en un equilibrio dinámico fruto del geomagnetismo terrestre.

Pudiéndose establecer una gradación de materiales a tres niveles distintos. El primer nivel es el magnético, caracterizado por poseer una permeabilidad mucho mayor que la del vacío. En es el segundo paramagnético en esta la permeabilidad es ligeramente mayor a la del vacío. Y cuando la permeabilidad es ligeramente menor a la del vacío hablamos de diamagnétismo.

Ahora bien ¿Qué ocurre cuando el campo magnético, que fluye regularmente entre los polos fluctúa?  Pues que las líneas magnéticas oscilan y todos los materiales en presencia deben reajustarse. Esto es extensible al agua  cuya molécula se orienta  alineándose a si misma usando el campo local de carga almacenado.

El agua posee la facultad de compartir  la capacidad de carga, es favorablemente paramagnética y sigue al paramagnetismo,  alineándose a sí misma usando el campo local de carga almacenado, capacitancia.  Por lo que la fluctuación de la capacitancia de las línea telúricas influye sobre la vetas de agua que tienden a desplazarse. Esto significa que si conseguimos compensar las fluctuaciones magnéticas podremos mantener la estabilidad de la vetas de agua e impedir que estas fluctúen.
Lo que no deja de ser una forma de acupuntura geológica a Gaia, recordando con lo ciencia el antiguo arte de los druidas.

A lo largo y ancho de la tierra localizamos desde tiempos ancestrales parajes que presentan la peculiaridad de “hacernos sentir bien”. Identificados a lo largo de la historia en todas las culturas y civilizaciones  desde el buen sitio de Castaneda, hasta los lugares de poder marcados con el guardián de la puerta. Algunos son fácilmente identificables ya que en ellos se hallan ubicadas múltiples edificaciones; que van desde monumentos megalíticos a ermitas o catedrales, hallándose por tanto cargados de historia. Otros,  utilizados desde la noche de los tiempos  por chamanes y druidas para curarse, curar o evolucionar espiritualmente, pasan por lo general desapercibidos pues se hallan, sorprendentemente, en su ubicación casi solapadas a zonas de gran perturbación.
Todos estos parajes  presentan  la peculiaridad de emitir  radiaciones plasmáticas, de índole cósmico  en combinación con las radiaciones geológicas y de la vegetación para generar una determinada radiación “hoy biótica” que podemos utilizar para armonizar nuestro cuerpo y mente.

El efecto macro cósmico de estos parajes es analógicamente comparable a la acupuntura. En el ámbito micro cósmico la acupuntura  regula los flujos de información biológica a lo largo de unos canales de memorias ancestrales, denominados meridianos, actúa y abarca, en el ser humano, todas las facetas y ámbitos del ser  ya se trate del campo  emocional, psicológico o espiritual, pero siempre en el plano individual o micro cósmico.

En el ámbito geo telúrico o macro cósmico la disciplina emparentada con  la acupuntura es la denominada ingeniería reticular. Esta disciplina trabaja también con los canales o líneas magnéticas que transportan y comunican la cinética del movimiento de la materia, a lo largo de las dimensiones del espacio-tiempo, nutriendo y equilibrado nuestra madre tierra sustentadora de vida.

Encontramos referencias de la esta ingeniería reticular; En los celtas que alimentaban las semillas y equilibraban el paramagnetismo, ordenado las líneas de fuerza,  mediante dólmenes  menhires y piedras paramagnéticas; En las técnicas de fertilización del suelo (agricultura biodinámica) y regulación de campos magnéticos  de  R. Steiner; En los toroides. Y como no en los estudios de Phil Callahan.

En si la ingeniería reticular renace de los estudios de     Dr. Phil Callahan que tras viajar alrededor del globo pudo constatar, mediante lecturas osciloscopicas, la correlación de las alteraciones del campo magnético de resonancia de la  tierra con las zonas de guerra.

Las regiones en las que el campo magnético de la tierra  ha sido cortado o bloqueado interaccionan con los individuos que las habitan ocasionando desde disfunciones hasta patologías diversas todas ellas consecuencia de la perturbación de la comunicación entre tejidos y órganos.

El estrés generado en la merma de la gestión comunicativa entre tejidos y órganos  induce  en el plano metabólico: alteraciones del péndulo simpático-parasimpático... bloqueos... aflujos de hormonas... crisis vasculares...; Que   inestabilizan   también, la estructura neurosensorial con alteraciones en: la atención...concentración...fijación de ideas...La detención del libre flujo de ideas favorece el bloqueo  inducen decisiones precipitadas... poco meditadas... malos entendidos... que inestabilizan el ánimo y psiquismo individual de cualquier sujeto.

El vector de interacción de la energía caótica, de una región perturbada,  con las alteraciones individuales  transforma, por salto cualitativo, los conflictos individuales en colectivos pudiendo llegar las tensiones a degenerar transformándose incluso en conflictos bélicos. Y nos demuestra nuevamente la interconexión entre la tierra y lo seres que la habitan.

Esta interconexión descrita la hallamos, desde la noche de los tiempos, en la cultura oriental en las venas del dragón.  Una forma simbólica de expresar el intercambio de energías que envuelven la tierra y la relacionan con el cosmos. En la tradición oriental el dragón verde expresa las energías que fluye de la tierra al cosmos. Y el rojo las, que procedentes del espacio, se dirigen hacia la tierra, entre ambos dragones se encuentra el buen sitio donde la vida se instala, incluido el hombre.

En ella constatamos también un  vínculo mucho más próximo al ser humano  que liga el geomagnetismo con los meridianos de acupuntura tradicional. Prueba de ello son los  meridianos curiosos; en ellos la energía ancestral, heredada de nuestros progenitores, se orienta a lo largo del geomagnetismo de la tierra, puntos cardinales, mediante ocho matrices que rigen las vísceras  y funciones curiosas entre ellas: la sangre..., médula ósea..., sistema reproductor... y  hepatobiliar...

Los textos nos orientan  que  el In- Keo, Yang-Keo y Tou-Mo, rigen el sistema nervioso; el Jen-Mo / Tchong-Mo, Rigen el embarazo; y  el In-Oe, la sangre. Pero también hacia un efecto individual de cada uno.

Tomemos como ejemplo la matriz correspondiente al meridiano curioso del Inn-Keo. Este meridiano lo hallamos vinculado  con el sueño y el cierre de los parpados, útil en estados de somnolencia denominándose, en m.t.ch, su punto llave el 6R roe del sueño. A su vez la activación del Inn-Keo; Exterioriza los fluidos líquidos, y  vincula la energía plasmática con la ancestral, del riñón, y  la nutricia del estómago; sobre la conciencia desarrolla la percepción magnética de las redes hidrográficas y el sueño lucido…

 


iconoweb info@consultorineftis.org
facebookpie